17.08.2012


Por qué Elvis Presley se convirtió en rey del pueblo rocanrolero


elvis

Hace un par de horas mi cuñado Fidel Contreras -el contador de Marcelo Mellado- me hizo llegar las siguientes líneas que, a su vez, le envió su sobrina Patricia en torno a Elvis Presley, quien en un día como hoy, hace 35 años,  dejó este mundo con el indiscutible título de “el rey del Rock and Roll” a causa de un ataque cardíaco a la edad de 42 años producto del abuso de múltiples drogas, cuestión que no es posible obviar porque sería negar su entelequia como primo de los beatnik y tío de hippies y de quienes alguna vez soñamos con cambiar este mundo bipolar que nos acoge y nos castiga a diario.

Las sentidas y familiares palabras de Patricia dicen así:

“Elvis revolucionó la música al mezclar la balada, el country, el gospel y otros ritmos, con los que obtuvo un sonido nunca antes escuchado y que lo llevaron a definir e influenciar a su generación e incluso a las actuales con temas como Love me Tender, All Shook Up, Don’t Be Cruel y Jailhouse Rock.

“Fue él el responsable del rock actual y de lo que sus compatriotas definen como el paradigma del sueño americano a través de mitos que dieron coherencia a una sociedad volátil como la estadounidense, así como también influyó en los adolescentes y jóvenes de gran parte de Occidente.

“El indiscutido rey del Rock, reconocido como tal por casi la totalidad de sus pares, críticos y admiradores, nació en 1935 en el poblado de Tupelo, Misisipi, dato geográfico no baladí por cuanto fue en el sur de Estados Unidos, particularmente en su querida Menphis, donde recibió la influencia de los afroamericanos, quienes a través del soul y de la alegre música evangélica dieron forma a su estilo revolucionario y único, imitado hasta la saciedad por decenas de cantantes desde el británico Cliff Richard al chileno Peter Rock.

“Asimismo, Elvis Presley fue el arquetipo del astro mirado y elevado desde y por el pueblo, por las masas sureñas y por el resto de la juventud de Occidente del primer cuarto del siglo XX. Sus padres pertenecieron a la white trash o ‘basura blanca’, es decir, poco más que un descendiente de esclavos negros, pero decentes y trabajadores como ellos. ¿Y qué somos la mayoría? He ahí uno de los principales e inseparables fundamentos de por qué Elvis Presley es desde hace más de medio siglo el rey, no sólo a través de su arte que, por cierto, es el principal motivo de su inmortalidad, como lo han reconocido The Beatles, The Rolling Stone, The Doors y humildemente yo al escuchar ‘Corazón de madera’, ‘Guadalajara’ y ‘¿Estás sola esta noche?’.

¡Qué quieren que les diga! Patricia y Fidel simplemente me calaron en lo más hondo. Este 16 de agosto se me habría pasado si no hubiera sido por ellos. Y eso que Elvis se encuentra en un lugar privilegiado de mi escala universal de valores. Cómo no si los meros The Beatles fueron sus “alumnos” en el sentido hesiódico de la palabra.

Todo lo anterior no impide que, a pedido de mi cuñado Fidel, contador de números y verdades,  digamos las cosas por su nombre y confesemos que el 21 de diciembre de 1970 Elvis se entrevistó con el malencarado Nixon en la Casa Blanca y le expresó su patriotismo y desprecio hacia la cultura de drogas hippie y a los Beatles -cuyas canciones cantaba regularmente-, acusándolos de antiestadounidenses y drogadictos, y mira lo que le pasó a él.

Pero bueno, Elvis es Elvis y no hay quién lo niegue, y por eso el mundo dice hoy que “el rey ha muerto, ¡viva el rey!”.


Gabriel Enos Aguirre

Autor del Artículo:

Gabriel Enos Aguirre

Gabriel Enos Aguirre fue un periodista de dilatada carrera en diferentes medios de la capital y de provincia, hasta que se retiró jubiloso de las pistas en 2005 para dedicarse de lleno a la literatura y a la pintura. Junto a ello, en la actualidad dirige el Taller Literario Homero y colabora para el Cuatroletras. Es el tata del equipo. Tiene 65 pepas, pero no representa ni 64, lo que se reflejan en su juvenil estilo de escribir.


OPINAR ES GRATIS